ESCRIBANÍA

De conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 y con la normativa española vigente sobre la Protección de Datos de carácter personal, le informamos que los datos recogidos serán tratados bajo la responsabilidad de la Muy Ilustre Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro de León, con sede social en la Real Basílica Colegiata de San Isidoro de León, la finalidad del tratamiento es gestionar su participación y ofrecerle información acerca de nuestras actividades por correo ordinario, electrónico, u otro medio de comunicación electrónica equivalente. Podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación del tratamiento y oposición de sus datos, enviando una solicitud por escrito acompañada de la fotocopia de su DNI al apartado de correos 131 – 24080 León, o a través de correo electrónico a la siguiente dirección: [email protected] Los datos proporcionados se conservarán hasta que cause baja en la Cofradía. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal.

ALTA

SOLICITUD DE INGRESO

Podrán ser miembros de la Cofradía con el carácter de Damas o Caballeros Cofrades de número quienes:

a) reúnan las condiciones exigidas en el derecho común, así como en el canónico, y cumplan lo prescrito en el Decreto del Obispo de León de 31 de octubre de 2003 o norma que lo sustituya en el futuro,

b) hayan completado la iniciación cristiana y acepten expresamente el espíritu y los Estatutos de la Cofradía,

c) posean un título académico que en el momento de ser obtenido fuese considerado de enseñanza universitaria según la legislación vigente en España en ese momento, hayan obtenido un grado en alguna de las Academias militares, o hayan sido ordenados como presbíteros, y

d) lo soliciten por escrito junto con el aval de dos Cofrades de número y abonen la cuota de ingreso.

MODIFICACIÓN DE DATOS

MODIFICACIÓN DE DATOS

Recordamos a todos los hermanos la necesidad e importancia de tener actualizados sus datos de filiación, tanto personales como bancarios, ya que evitan infinidad de molestias y trastornos tanto al hermano como a la Cofradía, para el envío de las comunicaciones y el correcto cobro de las cuotas.