MISA FUNDACIONAL

Cada día veinticinco de julio, coincidiendo con la fundación de nuestra Cofradía, se celebra la Santa Misa Fundacional de la misma. La Imperial Cofradía, instituida por Alfonso VII, el único Emperador coronado en España, en su campaña hacia la conquista de Almería, se encontró en el camino, con la ciudad jienense de Baeza, tomada por los musulmanes. El Emperador la asedió durante varias semanas, pero habiendo recibido apoyo de otras ciudades moras, las tropas leonesas se encontraban en clara inferioridad.

Alfonso VII invocó al Santo Isidoro, implorando su ayuda. Y así, el Santo se le apareció esa noche en sueños y le manifestó “que tuviera fe en la victoria”. Al día siguiente, esta se consumó, conquistando la plaza de Baeza para el Reino Leonés.

Era el 25 de julio de 1147.

El propio Emperador reunió a los nobles, Obispos y a los Caballeros constituyendo, en ese mismo día, la Institución que ha llegado hasta nuestros días como la Muy Ilustre, Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro, también conocido popularmente como el Pendón de Baeza. Y allí, en el propio campo de batalla, mandó bordar a las mujeres de la nobleza, un Pendón de tafetán carmesí en el que figurara San Isidoro a caballo, revestido de pontifical, por su condición de Arzobispo, portando la Santa Cruz y una espada, y en la parte superior, la mano de Santiago Apóstol con una espada de fuego.

Así lo relata en su Crónica, Lucas de Tuy, canónigo del Cabildo Isidoriano.