ALFONSO VII EL EMPERADOR (1126 - 1157)

A la muerte de Urraca I, sube al trono de León su hijo Alfonso que ya había sido coronado Rey de Galicia en vida de su madre.
Alfonso VII fue ungido Rey de León el 10 de Marzo de 1126  en León, asistiendo a la unción, entre otros, el Arzobispo de Santiago, Diego Gelmírez.

Los inicios del reinado de Alfonso VII fueron complicados por las ambiciones de Alfonso I El Batallador de Aragón que había estado casado en segundas nupcias con su madre, y por las traiciones de algunos nobles castellanos que se declararon partidarios de su padrastro. Sin embargo, y a pesar de su juventud, Alfonso VII reunió un gran ejército dispuesto a defender su Reino frente a las pretensiones del aragonés y al final firmaron la “Paz de Támara”. Acuerdo por el cual el aragonés devolvía las plazas castellanas que estaban en su poder y el leonés renunciaba al valle del Ebro en Aragón.

Tanto Alfonso VI como Urraca I ostentaron el título de Imperator Totius Hispaniae pero solo Alfonso VII fue coronado como tal en la Catedral de Santa María de Regla de León, el 26 de mayo de 1135, ante la presencia de la Reina Berenguela, y la Infanta Doña Sancha, hermana del Rey.

Entre quienes juraron vasallaje a Alfonso VII se encontraba García Ramírez y su hijo Sancho Garcés VI el Sabio, Reyes de Navarra; Zafadola, reyezuelo árabe de Rueda (lugar situado hacia el Ebro); Ramiro II el Monje Rey de Aragón; Abengania, Caudillo almorávide; Abenfandi, Caudillo cordobés; Alfonso Enríquez, Rey de Portugal; Ramón Berenguer IV, Conde Barcelona y Príncipe de Aragón; Alfonso Jordán, Conde de Tolosa en el Languedoc; Guillermo de Montepesulano, Conde de Monptellier y, en palabras del cronista […]todos los notables que habitaban a Gascuña y todo el territorio hasta el río Ródano […] muchos hijos de los Condes franceses, de los Duques y de los nobles y muchos de Poitiers […]

Alfonso VII hizo muchas incursiones por territorio musulmán reconquistando Coria, Baeza, Almería, Jaén, Guadix, Andújar, etc., aunque no fue capaz de retener todas sus conquistas.

Durante la toma de Baeza, el 25 de julio de 1147, el Emperador Alfonso funda la Muy Ilustre, Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro.

En 1157, cuando regresaba victorioso de Almería murió el Emperador siendo enterrado en la Catedral de Toledo, motivo por el cual se le concede a la Ciudad del Tajo el Título de Imperial.

De su matrimonio con Berenguela de Barcelona tuvo dos hijos, Sancho a quien legó Castilla y Fernando que heredó León.